Julia Allard

Arrancamos nuestra sección de Mujeres de…, como no podía ser de otra forma, con la propia mujer de Alphonse Daudet, Julia Allard.

Renoir Madame Alphonse Daudet

Julia retratada por Renoir

Nacida en 1844, era la hija menor de una familia republicana y burguesa de industriales del Marais, que amaba la literatura. No fue la primera mujer en la vida de Alphonse Daudet, al que conoció en el estreno de una obra de los hermanos Goncourt en diciembre de 1865, pero se convirtió en su esposa en enero de 1867. De su matrimonio nacieron tres hijos: Léon, Lucien y Edmée.

Julia y Alphonse

Julia y Alphonse

Ella, que ya a los 17 años había publicado una colección de poemas bajo el seudónimo de Margaret Tournay, se convirtió en apoyo indispensable del trabajo de Alphonse, quien llegó a afirmar:

Fueron sus manos las que espolvorearon de oro y de azul mi trabajo. Ni una sola de mis páginas se ha editado sin que ella las leyera y revisara.

Su hijo mayor, León Daudet, afirmó en Cuando vivía mi padre (1940) que:

Sin su colaboración moral, intelectual y literaria, mi padre, presa de sus amigos de juventud y sus relaciones de café, no hubiera podido acometer su considerable obra y se habría perdido en tertulias, pues era hombre sociable, divertido y presto siempre a ir de viaje.

Julia y Alphonse

Julia y Alphonse

Julia fue columnista de Le Musée Universel y L’Evenement, bajo los seudónimos de Madeleine y Rose-Lise. Junto con Alphonse, residió primero en Vigneux y luego en Champrosay, donde recibirían con frecuencia a escritores amigos, como Émile Zola o Edmod de Goncourt, quien, a pesar de su misoginia, manifestó su admiración por ella, que se convirtió en su discípula y publicó sus críticas literarias para Le Journal Officiel, con el seudónimo masculino de Karl Stern. En 1883 publicó La infancia de una parisina, y Notas sobre Londres en 1895.

Julia y Alphonse

Julia y Alphonse

Tras el fallecimiento de Daudet en 1897, ella continuó su propia obra: Enfants et Mères…(1889), Poésies (1895) y Reflets sur le sable et sur l’eau (1903). También mantuvo las tertulias literarias, a las que acudían famosos escritores e intelectuales. En 1904 fue miembro del jurado, exclusivamente femenino, del premio literario Femina, creado por la revista La Vie Hereuse, bajo la dirección de la poetisa Anna de Noailles, y continua escribiendo: Miroirs et Mirages (1905), Au bord des terrasses (1907), Le Partage d’Esaü, drame biblique en 3 actes (1907) y Les archipels lumineux: poésies (1913). Su interés por la literatura la convierte en lectora en 1913 de En busca del tiempo perdido de Marcel Proust.

Julia Allard

De los años 1914 a 1918 vivió en su residencia de Chargé y Tours, donde fue llamado a la guerra su hijo Lucien, pero esto no interrumpió su producción literaria, publicando Quand Odile saura lire… (1919) y Lumières et Reflets (1920). Su colaboración con la Cruz Roja o el Comité para la protección de monumentos del viejo París le valió el nombramiento de Caballero de la Legión de Honor en 1922. Falleció en 1940 a la edad de 96 años.

Julia Allard 2

Anuncios

2 comentarios en “Julia Allard

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s