Frida Kahlo

A la hora de hablar de mujeres de artistas, no parece haber mejor ejemplo que la célebre Frida Kahlo, pintora surrealista mexicana de ascendencia alemana y española y de controvertida vida.

«Intenté ahogar mis dolores, pero ellos aprendieron a nadar». Esta cita de la propia Frida resume de forma considerable los pesares que hubo de padecer a lo largo de su vida. Siempre a la sombra de su marido, el afamado pintor Diego Rivera, no fue hasta los años setenta del siglo XX, unos veinte años después de su muerte, cuando aumentó el interés en su obra y se convirtió en un icono del feminismo y de la cultura hispana.

Frida Kahlo

Sobre su particular vida, pocos datos hay en ella que no susciten el interés de los más curiosos. Atormentada desde joven por un accidente que le fracturó la columna vertebral —accidente por el que se afirma que hubo de someterse a más de treinta operaciones a lo largo de su vida— encontró en el arte un refugio para sus pesares. Una vez casada con su famoso marido, ambos tuvieron que exiliarse a Estados Unidos huyendo de la dictadura del mexicano Plutarco Elías Calles, donde padecería las constantes infidelidades de Rivera, así como su propia incapacidad para concebir un hijo, hasta que la pareja se separó tras diez años de matrimonio. De carácter rebelde y trasgresor, se afirma que era bisexual, y que entre sus amantes se incluía al propio León Trotsky.

frida kahlo y diego rivera

Frida Kahlo y Diego Rivera

Entre su obra destacan de forma considerable los numeroso autorretratos que realizó, afirmando que los pintaba porque se sentía sola, y porque ella misma era la persona que mejor conocía. Ella decía que Diego siempre la pintaba más hermosa de lo que era, por lo que ella se pintaba tal y como era en realidad. Estos autorretratos constituyen una concisa autobiografía de Frida. Sus cuadros rezuman elementos surrealistas y expresionistas, así como los colores brillantes y deslumbrantes.

Frida Kahlo

Roots (The Pedregal)

Su vida ha inspirado a multitud de aristas y pensadores y ha sido llevada al cine en dos ocasiones: en 1984 fue el director Paul Leduc quien trasladó sus vivencias a la gran pantalla (Frida, naturaleza viva), con Ofelia Medina en el papel principal, mientras que Salma Hayek hizo lo propio en 2002 en Frida, del realizador Julie Taymor. En el terreno literario son múltiples las referencias a la vida de la mexicana, así como en la música, campo en el que artistas tan célebres en la actualidad como Madonna o Red Hot Chili Peppers han homenajeado la figura de la pintora.

Frida Kahlo

Graffiti dedicado a Frida Kahlo en Los Ángeles

Sin duda alguna, la historia ha concedido a Frida el lugar que le corresponde por derecho dentro de la cultura mexicana y de la historia universal del arte, tras haber sido relegada en vida a un segundo plano por el mero hecho de ser mujer; demostrando que las musas no entienden de género, y que detrás de todo gran hombre no sólo tiene porque haber una gran mujer, sino que en ocasiones, esa mujer tiene tanto o más talento que el propio artista.

Frida Kahl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s